ADN en la identificación y localización de menores sustraídos

El Prof. José Antonio Lorente Acosta, director del Programa DNA-Prokids impartirá la conferencia “La prueba de ADN para la identificación y localización de menores sustraídos” dentro de la jornada “La Criminología y el Derecho Penal”, organizada por la Fundación “Ramón Areces”  (http://ow.ly/lCVtL).

 Madrid, 11 de junio de 2013

 Presentación de la Jornada La Criminología es una ciencia interdisciplinaria que se ocupa del delito, del delincuente, de la víctima y del control social de las conductas criminales y desviadas, con el objetivo de dotar a la Sociedad de los mejores recursos para entender el entramado criminológico y, al mismo tiempo, ofrecer una adecuada respuesta tanto para la represión como para la prevención de un hecho sociológico de gran impacto como es el delito. Al ser una ciencia multidisciplinar, la Criminología aborda de manera integral todo lo relacionado con el delito y su análisis, como ya lo hacen de forma autónoma otras disciplinas. Así, la Criminología se ocupa de cuestiones relacionadas con el Derecho Penal, también con el objeto de las ciencias humanísticas como la Sociología la Psicología y la Antropología, y por supuesto está íntimamente ligada a todas aquellas ciencias que intervienen en el estudio científico del crimen, como la Medicina Legal y Forense, la Biología Criminal y la Criminalística. La Criminología trata fundamentalmente sobre la personalidad del delincuente, los orígenes del delito, y las medidas que desde el conocimiento, la razón y el respeto a la dignidad de la persona, todos los Estados deben asumir para tratar este fenómeno social con el objetivo de minimizar su impacto, atendiendo a todos los protagonistas del entramado criminal: autor, víctima, hecho y control. Si se define a la Criminología como la ciencia empírica e interdisciplinaria que se ocupa del delito como fenómeno social, del autor y víctima como actores del mismo y, finalmente, del control social, encontramos un nexo evidente con una de las especialidades que forman parte del cuerpo de conocimientos y aplicaciones prácticas de aquella, se trata de la Criminalística, que goza de similares rasgos que la Criminología: ciencia práctica del crimen, que debe abordar, mediante técnicas y conocimientos científicos, estrategias de orden práctico una vez que se ha producido un suceso criminal para su esclarecimiento y resolución. Por otro lado, a nadie se le escapa el gran impacto que los avances científicos en investigación criminal han supuesto para la resolución de hechos criminales durante las últimas décadas en todos los países de nuestro entorno. Tanto la actividad cotidiana de los especialistas en criminalística, como el reflejo de la misma en los Tribunales de Justicia, son una constante en lo que en el mundo de la investigación criminal es definido como el concepto de “La Ciencia contra el Crimen”. Es en ese marco de eclosión e hiperactividad de las distintas especialidades de la Criminalística en el que tanto los medios de comunicación (prensa, televisión, etc.) como el mundo de la ficción, entre los que la televisión, a través de sus series más conocidas como de hecho lo es la paradigmática Crime Scene Investigation “CSI”, han propiciado un acercamiento del gran público tanto a la Criminología como muy particularmente a la Criminalística, como quizá no se haya hecho hacia ningún otro campo de conocimiento o actividad humana en nuestra historia reciente. Por ilustrar la importancia objetiva de esta Ciencia, según datos provenientes de la estadística del año 2011 de la Comisaría General de Policía Científica del CNP, en España se reseñaron dactilarmente más de 300.000 personas, genéticamente más de 30.000 y se resolvieron alrededor de 11.300 delitos a través de la identificación por huellas dactilares, y con la técnica de ADN más de 3.000; a las que hay que sumar la utilización de otras técnicas como la Balística, la Acústica forense, la Documentoscopia o el análisis de trazas instrumentales, entre otras, que contribuyeron igualmente a la resolución de infinidad de delitos. La Fundación Ramón Areces, en colaboración con la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses SECCIF y el Centro Universitario Villanueva, adscrito a la Universidad Complutense, pretende responder al cada vez mayor interés en estos campos; tanto de profesionales que trabajan en el ámbito criminológico (abogados, juristas, psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales, periodistas, miembros de las fuerzas de seguridad, etc.), como de aquellos estudiantes y profesionales que se sienten atraídos por esta ciencia, tanto para la adquisición como para la mejora de conocimientos en las diferentes áreas criminológicas, con los mejores expertos de nuestro país en todas y cada una de ellas.

Annunci
Galleria | Questa voce è stata pubblicata in Documenti, Documenti vari, Partners, Rassegna Stampa e contrassegnata con . Contrassegna il permalink.